ADRIÀ PINA (La Alcudia, 1959)

 
 

Sin titulo. 
Serigrafía a sangre, ejemplar 13/125.
Firmado y numerado a lápiz.
Medidas: 50 x 70 cm


200€
*Gastos de envío no incluidos (EXW).

Adrià Pina se traslada a Valencia con la edad de 23 años, donde se harán tangibles sus primeros pasos como artista bajo la mirada e influencia de Manolo Boix, de quién adapta un estilo neoclásico y realista. 

Los inicios de la obra del artista Pina, comenzaron a tomar un realismo crítico orientado hacia un sentido ecologista y socio-político en la década de los años 70 pasando posteriormente a la realización de obras seriadas influenciadas por sus diferentes viajes por el continente europeo. Será durante los ochenta cuando inicia a exponer por diferentes capitales como Nueva York, Londres o Madrid. 

El trabajo de Pina ha mostrado siempre una evolución y un sentido de experimentación y búsqueda constante, llegando a adoptar el estilo pop en sus trabajos artísticos. En ellos destaca la realización plástica de las figuras y los juegos luminosos, que dan lugar a composiciones donde predominan objetos tridimensionales, rompiendo de esta forma la rigidez formal del arte. 

La introducción de objetos accesorios como figuras de acción o materiales plásticos, acerca la obra del artista valenciano hacia un sentido "duchampiano". De esta manera, embarca al espectador en un juego visual en el que se dimensiona la cotidianidad y aquello que es banal, como los objetos de la infancia. 

Los trabajos de Adrià Pina se pueden encontrar en colecciones como The Chase Manhattan Bank de Nueva York, en el Centro de Arte Contemporáneo "A cent métres du cntre du monde" de Perpiñán, así como en el Museo Europeo de Arte Moderno (MEAM) de Barcelona o en distintos organismos gubernamentales de España.