JORDI TEIXIDOR (Valencia, 1941)

 

Sin título, 1973.

Serigrafía, ejemplar P.A.

Firmado y numerado a lápiz.

Medidas: 39 x 37 cm. (huella); 65 x 50 cm.


150€

*Gastos de envío no incluidos (EXW).

El trabajo de Jordi Teixidor no radica en la intención de emitir ni de recibir, sino en el punto intermedio de ambos extremos. Por ello, no propone mensajes expectantes a una culminación otorgada por la subjetividad del receptor, sino que pretende dar paso al diálogo.  Presenta sistemas de relaciones e inscribe sensaciones.

Teixidor es un buen ejemplo de pintura contemporánea, puesto que rompe con lo representado en cada etapa anterior. Su trabajo diverge de aquello definido como “pintura-pintura” debido a que no pretende meditar sobre la pintura como objeto de saber.

Sus primeras obras se centraron en el ámbito geométrico, realizando gráficos sobre combinatoria, realizando maclas que referenciaban la fluorita y estudios sobre los planos de la simetría del hexaedro, mostrando de esta forma su interés por la gemología y la minerología. De esta forma, formulaba la representación de los nueve planos de simetría en sus respectivos  cubos, permitiendo variantes combinatorias en la estructura. 

Galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas 2014 y, desde el año 2002, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, es uno de los principales pintores de su generación. En 1966, junto con Jose María Yturralde, conservador del Museo de Arte Abstracto de Cuenca, donde conoce a la generación del llamado “grupo de Cuenca”. En ese mismo año forma parte del grupo Nueva Generación, promovido por el crítico Juan Antonio Aguirre. En 1979 es becado por la Fundación Juan March, instalándose en Nueva York hasta 1981. En ese tiempo es seleccionado por Margit Rowell para participar en la exposición New Images from Spain, en el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York.