VALDÉS, Manolo (Altura, Castellón, 1942).

"Botella de Marrasquino". 1988. 

Grabado al aguafuerte y collage

Ejemplar 33/35.

Firmado y numerado a lápiz. 

Medidas: 31 x 21 cm (huella); 56 x 38 cm. 


*Adjunta certificado de autenticidad. 

Gastos de envío no incluidos (EXW).


Manolo Valdés inicia sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos aunque, muy pronto, decide abandonarla para comenzar una carrera y formación propia. Tras esta decisión comienza un trayecto que le llevará a exponer por primera vez en la Galería Nebli de Madrid durante el año 1962. Consecutivamente, es testigo del nacimiento junto con Rafael Solbes (1940-1981), Juan A. Toledo (1940-1995) y el historiador Tomás Llorens, de Estampa Popular de Valencia antesala del afamado Equipo Crónica (1964-1981). 

A partir de 1981, año en el que se presencia la prematura muerte de Rafael Solbes, Valdés comienza a trabajar en solitario. El artista castellonense, uno de los más potenciales en el frente internacional, continúa con una de las tradiciones del Equipo Crónica, hacer arte a partir de la Historia del Arte.
Sus primeras obras elaboradas en un taller donde ya sólo estaba él, fueron composiciones muy corpóreas en las que predominaban masas de pasta de color sobre arpilleras rotas y recosidas. Esto supuso una inmersión en el informalismo matérico unido a una experimentación escultural.

Valdés ante esta nueva situación de creación individual, consigue rehacer una personalidad artística particular, la cual ya no se encuentra enfocada hacia una crítica socio-política sino, más bien, dirigida a una introspección cognitiva.
Esta nueva tendencia por el informalismo le llevó a ser merecedor del Premio Nacional de Artes Pláticas en 1983, la Medalla de Oro al Mérito de Bellas Artes en 1998, además de los premios Lissone y Biella de Milán.