PERIS, Vicente, (Valencia, 1943).

Perteneciente a la serie "Las lunas". 2009.

Mixta sobre tela. 

Firmado y fechado, 2009.

Medidas: 116 x 80 cm.


3.000€

Gastos de envío no incluidos (EXW).


Vicente Peris es un artista explorador e innovador, de técnica meditada y vigorosa. Sus pinturas son una simbiosis de realidad y abstracción que dan lugar a códigos nuevos. Durante muchos años ha recorrido ciudades como Amsterdam, San Francisco, Montecarlo, Venecia, ciudades de las que ha adquirido nuevas ideas e influencias.

Su serie "Las lunas" viene dada gracias a su residencia durante ocho años en la ciudad de Venecia, escenario que propició el impulso de su famosa representación de los carnavales venecianos, así como su posterior serie en la que arte y moda crean un diálogo enriquecido por los reflejos. La capital de la región véneta enseñó a Peris la belleza de la luz sobre el impacto del agua, descubriendo así la delicadeza centelleante del reflejo. Decidido a experimentar sobre este fenómeno, viaja a Roma y París, capitales de la cultura pero también de la alta costura, convertidas en modelos del pintor y fuentes de inspiración, donde, mirando los escaparates, el artista vislumbra aquello que se esconde entre el reflejo de uno mismo, el cristal y lo que se encuentra detrás. Este conjunto de sensaciones, son las responsables de obras como ésta.

Así lo explica él mismo: 

Tras haber estado contemplando el reflejo del agua en los canales de Venecia, una tarde, ante un escaparate de Via Condotti en Roma, percibí la misma sensación. Pensé: aquí está pasando algo entre el cristal, la calle y lo de dentro, a la vez que te ves reflejado a ti mismo. Es mágico”.

Vicente Peris. 

Como se decía al inicio, Peris siente predilección por la innovación y experimentación pues son aspectos vitales para la evolución y mejora técnica de un artista. Gracias a esta capacidad de adaptación a lo nuevo, se ha involucrado con otros ámbitos artísticos como la danza, la escultura, la fotografía o la música, conocimientos que le han hecho perfeccionar sus habilidades pictóricas y, no sólo eso, sino que han hecho de él un artista activo, un espectador, un vividor del arte en todos sus sentidos.

La obra de Peris ha conocido países como Portugal, Uruguay, México, Brasil, Argentina, Italia, Alemania así como España, recorriendo prácticamente todo su panorama nacional.